/

l placer de la buena cocina.

 

Cenar en Villa Las Tronas es una experiencia para compartir con la persona amada. Después de un aperitivo en el bar, íntimo y acogedor, la cena se sirve a la luz de una vela en el restaurante, a menudo con acompañamiento de música clásica del vivo, o de forma informal pero igualmente deliciosa en la terraza panorámica antigua.

 

La cocina reelabora los platos de la tradición mediterránea privilegiando los menús ligeros, sencillos y genuinos.

Es posible disponer de un servicio altamente personalizado o contratar eventos especiales y banquetes de bodas hasta 70 personas. En línea de máxima, de mayo a octubre, los servicios para más de 30 personas pueden efectuarse sólo a la hora de comer; de noviembre a abril también a la hora de cenar.
Es necesario hacer la reserva.

 

Un location extraordinaria, en el mar de Alguero.